Rodaje de Widiba

Cada vez más se nos convence por la vista, por las imágenes. El arte de la seducción se ha convertido en un reto para todos, pero sobre todo para los publicistas, que están obligados a competir salvajemente por imponerse a sus competidores. Se invierten cantidades indecentes de dinero para hallar la pócima que hipnotice y convenza al público que debe adquirir su producto.

Es increible lo que se mueve detrás de un anuncio publicitario, y ya no hablo de dinero, porque esto se me escapa absolutamente, y prefiero que así sea porque si no me deprimiría haciendo cuentas de lo que me pagan, pero a parte de esto hay un equipo de asistentes enorme, no os podeis imaginar cuantos ni que cantidad de recursos se utilizan. Realmente es tremendo.

Este anuncio que he rodado, del cual estoy muy satisfecho del trabajo, han representado para mí, 31 horas de rodaje, dividida en dos jornadas de 16 y 15 horas respectivamente. Hay gente del equipo que ha hecho muchas más, os lo aseguro.

Es un trabajo de mucha paciencia, de mucho respeto por todos los compañeros del equipo pues todos son necesarios, y de estar siempre disponible para cuando te necesiten.

Aqui os dejo el enlace del anuncio para que podais ver el resultado y luego una de las fotos que creo que són más interesantes porque dicen mucho de lo que es una escena determinada. La foto es de Javier Severo Camacho, que no se si es mejor persona que fotografo o al revés. Gracias Javier por esa luz que desprendes y no hablo de la del flash de tu cámara.

DSC01927-s

Deja un comentario