Mi gimnasio de entrenamiento actoral

Hace poco más de 6 años tuve la suerte de conocer a Mario Mañas, me lo presentó Maica Verdejo, la que hoy en día es mi mujer y con la que tenemos una Aitana de casi 6 meses de edad. Mario Mañas compartía escenario con mi mujer en el Café Teatre Llantiol, con una obra titulada “El síndrome Chukolsqy”. El caso es que por aquellos entonces yo no había subido a un escenario en mi vida, pero sí que es cierto que comenzaba a sentir muchísima curiosidad por el mundo de la interpretación. Desde entonces hasta ahora Mario y yo tuvimos pocas ocasiones de coincidir a excepción de las ocho veces que fui a ver el espectáculo, después de tanta “cansinez” de vernos por el teatro, dejamos de vernos, pero si que iba recibiendo información constante y continua sobre cosas en las que Mario estaba metido. Entre ellas me enviaba información sobre unos cursos que había para actores, relacionados con la preparación actoral . He de reconocer que a la par que veía lo pesado que era recibir repetidamente esta información por parte de Mario, por otro lado admiraba su tesón y su implicación con esta “Escuela”. De tanto insistir y después de un par de amagos de intentar ir a una master class gratuita de la que al final desistí, por fin me decidí directamente, sin pasar por ningún intensivo, a realizar el curso de preparación actoral delante de la cámara de Silberstudio, eso sí, tengo que reconocer días antes, Mario estuvo conmigo al teléfono durante algo más de dos horas explicándome multitud de detalles de esta escuela, pero lo que mas me convenció fue la ilusión que me transmitía Mario, así que pensé – Este tío es un actor que no para de moverse, que está en un montón de cosas, trabaja mucho, tiene talento y cree en este centro, por lo que tiene que ser bueno por cojones (disculpar por la expresión pero seguro que lo dije así). Así que me reuní con Virginia García de los Salmones para realizar una entrevista personal y ver si después de la reunión ambas partes continuábamos pensando que era positivo formar parte de Silberstudio y evidentemente así fue.

En los pocos años que llevo en el mundo actoral, poco más de cuatro, si cuento mi debut en teatro. Muchas cosas me han enriquecido y alimentado como actor, y formar parte de Silberstudio es una de las que puedo decir que me está enseñando a ser mejor profesional. El año pasado viví y sentí momentos de carga emocional muy intensa junto a mis compañeros y compañeras, pero es obvio que llegar a experimentar estas emociones y saber gestionarlas delante de una cámara, pero también fuera de ella es culpa directa de dos profesionales muy exigentes, preparados, cercanos pero sobre todo humanos como son Pablo Silberschmitd y Virginia García de los Salmones, para mi, hacen un equipo muy compensado y nunca sabes con quien aprendes más, es un auténtico placer participar en sus entrenos.

Silberstudio, es un espacio donde se aprende a generar confianza en uno mismo delante de una cámara con el fin de tener herramientas para poderlas utilizar cuando estás en un momento de máxima presión como puede ser un casting o cuando afrontas el rodaje de un proyecto ilusionante como puede ser una película o una serie de televisión.

Los que acudimos a Silber, así es como lo denominamos los que allí solemos ir, lo hacemos para entrenarnos. No es una academia, ni una escuela, no hay unas normas establecidas rígidas, se trata de establecer unos códigos de conducta de respeto y de confianza hacia los demás pero también hacia uno mismo.

Un punto de mucho valor para mi, es que aprendes a abrir tu alma. ¿Porqué? Porque seguramente antes, es posible, que no lo hayas hecho, y tener el valor de hacerlo delante de tus compañeros y entrenadores te hace conocerte mejor. Te despoja de tabúes, y prejuicios absurdos y superficiales.

En Silberstudio, trabajamos el cuerpo, la mente, las emociones, las relaciones, nos sinceramos con nuestros compañeros y hacemos críticas autocrítica constructivas con el fin de ser mejores en todos los aspectos.

La mejor manera de comprobar lo que digo es asistiendo a alguna de las master class gratuitas que van ofreciendo a lo largo del año o bien asistir a un intensivo de fin de semana.

Pablo, Virginia y Mario, gracias por ayudarme a ser mejor actor.

Grupo entrenando

 

Deja un comentario