ESCENAS

 Mi primera escena para TV3 

Esta vino, después de hacer dos castings de archivo para TV3 en dos años.  Anterior a esta escena rode una como figuración, en mi pueblo, en Vilanova i La Geltrú. Era para una serie que hablaba de la conmemoración de los 300 años de La Diada de Catalunya. «1714», se titulaba, no se me ve, ya que salgo de espaldas.

Pasados dos meses de este rodaje como figuración, me volvieron a llamar, esta vez para protagonizar una escena de una serie catalana llamada “La Riera” serie de máxima audiencia en Catalunya, pensé que sería para algo parecido a lo de 1714 en Vilanova pero a los pocos días me enviaron un texto, y aquí ya me puse a dar brincos y palmas, porque tenía lo que para mí era bastante texto y un trabajo como actor en televisión. Me lo tomé muy en serio, Pablo Silberschmidt me ayudó en el desarrollo del personaje, y el día del rodaje tuve la suerte de coincidir con una persona que a parte de ser un excepcional actor es una maravillosa persona con la que ya había coincidido en el rodaje de un episodio piloto de humor, llamado Decúbito Supino. Hablo de Tony Corvillo que en la serie de la 5º temporada hacía de Simó, un matón contratado por Teo, uno de los protagonistas de la serie interpretado por Miquel Sitjar. El caso es que rodar con Tony hizo que me relajara y que me hiciera sentir algo mas tranquilo.

Lo que más me sorprendió fue ver que apenas se ensayaba la escena, que iban como se suele decir a “piñón” y que lo hicieras bien, mal o regular iban a darla por buena como mucho a la segunda o tercera toma. He de reconocer que estaba muy nervioso, que me trabé en algún momento, pero bueno, como el personaje ya daba esa sensación de nervios, podía quedar hasta natural. Antes de que me diera cuenta, la escena ya había acabado, Simó le había dado una paliza a Jaume Tellez, mi personaje, y me volvía al set para cambiarnos y “pa casita”, bueno eso yo, Tony Corvillo y Miquel Sitjar se iban a rodar otra escena para otro episodio, para mí fue eso y ya está, ya había cumplido, mis minutos de gloria en televisión saldrían al cabo de un mes.

En la escena podéis ver que el traje me viene grande. La conversación telefónica es real, y es “insitu” tal cual con Tony. La paliza, es decir, los rodillazos en el estomago los ensayamos unas cuantas veces para evitar daños reales. Una anécdota curiosa fue que en uno de los ensayos yo tenia el móvil en la mano y con el movimiento, el móvil salio por los aires y se destrozó la pantalla, creo que era un Samsung, pero bueno, a pesar de la crisis, “la casa es grande” eso dicen no?. En cuanto al ensayo del texto, lo hicimos durante el trayecto desde el set hasta la localización, es decir unos cinco minutos, repasamos el texto muy rápido. Después de este escena se aprovechaba otra localización que estaba al lado, una discoteca, para rodar una escena de otro episodio. Aquí tenéis el resultado de ese mi primer episodio de los cuatro que gravé, cada uno con sus anécdotas y detalles que ya os iré contando.

 

 

1ª Escena rodada con Silberstudio, entrenamiento actoral delante de la cámara

Hoy os presento la primera escena que gravé con Silberstudio. Desde Octubre de 2013, comencé a entrenar actoralmente con Silberstudio con el ánimo de evolucionar como actor y estar mas preparado a la hora de enfrentarme a los castings y a los rodajes. Silber, que así es como lo llamamos entre los compañeros y compañeras que asistimos, es un lugar donde mostrarte con honestidad desde lo más profundo de tu ser, un espacio donde aprendes a conocerte mejor, y donde nos podemos arriesgar a probar y a descubrirnos de lo que somos capaces. Un espacio donde nos encontramos personas que venimos de diferentes disciplinas y donde, desde nuestra verdad aprendemos a compartir y absorver experiencias de los demás. Se producen energías y sinergias que nos retroalimentan actoralmente pero también a nivel humano. Hierven los pucheros de creación artística y el aroma nos embriaga, llenando la cocina de sensaciones increíbles.

Aprendemos a ser moldeables y a tener herramientas para utilizarlas cuando vemos que algo no nos está funcionando. Nos encontramos en un lugar para poder investigar nuestras emociones con comodidad.

Esta escena que veis a continuación se gravó 13 veces, está es de las últimas que gravé y donde mi energía emocional trataba de sostenerse para estar en el momento de la acción bien presente, cosa que parece fácil pero que a mi personalmente me resulta complicado. Pero donde está la complicación y la dificultad es donde alguien debe aprender a superarse. La lección del rodaje de esta escena particularmente, no está en el contenido del video, se haya en toda la experiencia vivida durante un fin de semana completo con todos mis compañer@s, algo realmente maravilloso, y también en el análisis y trabajo posterior que tuve que realizar al concluir la escena.

 

 

2ª Escena rodada con Silberstudio, entrenamiento actoral delante de la cámara.

Este trimestre en Silberstudio, estamos trabajando el eneagrama, a aquellos que os extrañe la palabra, deciros que os comprendo, es tan compleja como su analisis y contenido a la par que muy interesante. El eneagrama, en un analisis hiper resumido, desgrana las diferentes características de cada persona y las «encasilla» con un número, este número vendría a ser como el horóscopo, salvando las comparaciones, ya que no tiene que ver. El caso es que cada trimestre trabajamos unos números identificados con una personalidad determinada, como por ejemplo, lider, sumiso, seductor, alegre, volatil (estas características las estoy encasillando yo solo), triste, etc…pero va mucho mas alla, aquellos que os pueda interesar buscar por internet y veréis que es todo un mundo.

En mi escena en concreto se trataba de buscar un personaje con cierto poder, llámase al poder, por ejemplo la capacidad de control sobre los demás, ya sea desde la autoridad y la violencia o la presencia física, la mirada o la actitud, por ejemplo.

He caracterizado mi personaje alejándolo de mi persona, ya que yo no me considero así. Me he engominado el pelo hacia atras, me he puesto un traje negro elegante y he tratado de estar presente, es decir, vivir el AHORA,  en el momento de interpretar. Todo esto parace sencillo, es como, va venga, me pongo un traje de tio duro, me peino a lo tipo duro, y pongo cara de serio y ya está, jajajaja, ponte a hacerlo delante de una cámara  con un texto un compañero o compañeros de escena, 20 personas mirando, en una postura concreta para no salirte de luz, plano, que no se te mueva el micro de corbata, etc y después de todo esto que el espectador que va a ver tu escena se crea al personaje y que lo que está viendo es «verdad». Ahí radica la dificultad de la interpretación y ahí me quito el sombrero delante de un Di Caprio en El lobo de Wall Street, Al Pacino en el Padrino o Rober De Niro en Uno de los nuestros, o en Casino por poner uno de muchísmos ejemplos de actores y actrices consagrados, los tres de origen italiano por cierto, que curioso.

La localización para la escena de rodaje ha sido una gran elección por parte de Mario Mañas, el restaurante  Tatau L’Antiquari , restaurante con un encanto muy especial, donde todos los muebles, enseres y resto de decoración, etc son antiguos y si te gustan te los puedes quedar por un precio acordado con el dueño del negocio.

El tema está en que tal y como podeis ver en las fotos y el próximo vídeo, que colgaré en cuanto lo tenga, realmente la decoración, la iluminación y el entorno eran ideales para el personaje, que cada uno saque sus conclusiones, pues una imagen vale más que mil palabras.

Resumen del dia de rodaje de ayer: Gran equipo, crítica sincera para crecer como personas y actores. Grande Mario Mañas por ser un gran anfitrión. Grande el ambiente en su casa, por todo, pero sobre todo por el amor que se respira entre Sergio, Mario y Galileo. ENORME

Aquí algunas imágenes de la escena y del precioso local


 

Deja un comentario